Persona en suplemento Soy de Página 12

por Galo Ontivero

Tres en uno

Con una puesta kitsch e intimista, donde el público, sentado al lado de los actores, comparte el stage y forma parte de la obra, Persona transcurre preguntándole al espectador qué pasa cuando hablar no sirve de nada. ¿Se puede ser una persona y otra a la vez?

Por Facundo R. Soto

Un hombre que trabaja de enfermera –La Numis– camina con tacos, lleva las uñas pintadas de rojo-sangre y usa barba. Trabaja con su hermana (también enfermera). Ella, Alma, que parece salida de un cuadro de Botero, pesa más de cien kilos, tiene el pelo corto color champagne y es petisa –casi enana–, viste con un tul lleno de bolas, como un arbolito de Navidad. Debajo, las tetas grandes caen como peras pasadas, parecen tristes. Cuando se da vuelta, la cola-less apunta al público, y ella se agacha una y otra vez, para un lado y el otro. El otro personaje es un hombre que no habla, fue cantante, fue una estrella, estrella del karaoke en casamientos y cumpleaños. Vestido con una salida de baño roja, al mejor estilo Sandro, se emociona y lagrimea cuando escucha “La reina de la bailanta”, de Cacho Castaña o la “Balada de la trompeta”, de Raphael, pero no habla.

Algunos excesos de voces, que se transforman en gritos, son comprensibles, por un hombre que no habla en toda la obra y no se sabe qué le pasa.

Un poco de humor en el medio de tanta melancolía genera equilibrio y descompresión.

El director, Galo Ontivero, trabajó en más de 14 obras como actor, siendo ésta la primera que dirige, dijo para Soy: “La identidad que no tiene una sexualidad, que puede ser todas y ninguna, esto ve el público. Yo, en cambio, veo el mágico momento de transformación de los tres en uno solo”. Galo simultáneamente trabaja como actor en Nosotros los héroes y el año pasado protagonizó Jugar con fuego, de Strindberg, y Almuerzo en la casa de Ludwig W, de Bernhard. Paulo San Martín (La Numis) dirigió Cucaracha rabiosa, donde hacía de un clown travesti. En esta obra debuta su hermana, Sabrina San Martín, y se destaca Marcel Saltal (Sr. Vogler) por su intenso trabajo expresivo, con la limitación de no usar la voz como herramienta. Es docente del Instituto Nacional de Teatro, es formador de actores y trabajó, entre otras obras, en Hamlet acorralado y Mis noches blancas. Son las últimas funciones, quedan tres, con posibilidades de continuar.

Jueves a las 22, Habitándonos Teatro, Valentín Gómez 3155. Ultimas funciones, hasta el 6 de diciembre

Anuncios